Laura Igualada - PTSC | Despedida a los alumnos de 6º de Primaria
658
post-template-default,single,single-post,postid-658,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-child-theme-ver-1.0.0,select-theme-ver-4.4,menu-animation-underline,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.4,vc_responsive

Despedida a los alumnos de 6º de Primaria

Despedida a los alumnos de 6º de Primaria

Soy Laura, la PTSC del colegio, más conocida como la trabajadora social del cole.

Me gustaría haber seguido realizando, con vosotros, nuestros talleres de manera presencial, pero el destino nos ha preparado un nuevo reto.

¡Lo estáis superando muy bien, sois unos campeones!

 

Han sido tres años en los que he podido disfrutar de vuestra compañía. Juntos hemos reído, y hemos llorado (por ejemplo, con el corto de

Cuerdas, con vídeos sobre el acoso escolar, la violencia de género, vídeos donde os mostraba cómo se sienten los alumnos con dislexia, niños con síndrome de down, niños algún tipo de discapacidad física o psicológica…), habéis aprendido a coser palomas (ya sabéis coser botones).

Ha sido una experiencia fantástica. Espero que para vosotros también.

Habéis aprendido a expresar vuestros sentimientos, inquietudes, virtudes y debilidades.

Juntos, hemos hecho un gran trabajo. Estoy orgullosa de vosotros.

Este último trimestre, quería trabajar más en profundidad, para prepararos emocionalmente vuestra etapa por el instituto. En algunos centros ya estaba haciendo este tipo de talleres.

Recuerdo cuando llegué a vuestra clase, tras una visita al Instituto. Teníais miedo al ver a esos chicos y chicas tan altos. Trabajamos la autoestima, la empatía, el amor propio, el no dejarse llevar por el grupo de iguales…

Recordad, si en algún momento tenéis problemas, no dudéis en decírselo a un adulto, olvídate si te dicen chivato. No permitas que nadie te haga o te diga algo malo, tampoco lo hagas tú, y si ves a alguien en peligro, avisa a un adulto. Eso lo hemos trabajado también en los talleres, ¿verdad?

También trabajamos las relaciones de pareja, con “Pepe y Pepa, violencia de género”, en él Carmen Ruiz, psicóloga, explica muy bien cómo son las relaciones tóxicas. Recordad que aquí hablamos que la violencia de género se puede dar en ambos sexos, no solo del hombre a la mujer.

Al hilo de esta historia, también trabajamos el acoso social y escolar, así como el acoso laboral, y familiar.

Espero y deseo que ninguno de vosotros tenga que vivir ninguna de estas situaciones, pero si es así, recordad que no estáis solos. No voy a poder continuar en vuestro centro, pero sabéis que podéis localizarme en mi correo electrónico (laura.igualada@edu.jccm.es).

Dentro de unos meses, espero que sean años, llegarás a casa y verás a tus padres como los pesados, los “carcas”. Pensarás que tus amigos son lo más importante, que lo que te cuentan tus padres son tonterías….

Te equivocas, antes de padres han sido hijos, han vivido la adolescencia y saben los pros y los contras de la vida.

Acordaros cuando os digo… “cuando seas padre, comerás huevos”. (Seguro que tus padres también os lo dicen) Pues te tocará comértelos, y te darás cuenta de tus padres quieren lo mejor para ti.

Los padres queremos que nuestros hijos no tengan que pasar los mismos problemas que hemos vivido nosotros, pero, como bien digo en las Escuelas de Padres… No podemos tenerlos en una burbuja, esperando a que no sufran. Si actuamos así, podríamos hacer el efecto contrario.

“Es fundamental que tanto padres como profesores les enseñemos unos valores, les enseñemos a afrontar los retos que les va poniendo el destino, a quererse, a respetarse…”.

Ellos, nuestros hijos tienen la última palabra. Y, estoy segura, de que, si lo han aprendido bien, saldrán adelante, podrán superar los sinsabores que le pone el destino. Y también sabrán valorar los buenos momentos de la vida.

¡Qué no todo es tristeza, ni mucho menos!

En los talleres he intentado enseñaros ver siempre el lado positivo de la vida.

A lo largo de vuestra vida os vais a encontrar con alguna puerta cerrada; acordaros que tenéis dos caminos:

Uno anclaros en el pasado, hundiros y dejar que pasen los días.

Otro, el que siempre os propongo, mirad al futuro, con la cabeza bien alta, luchando por conseguir vuestros objetivos. Pasito a pasito, con paso firme y seguro, los vais a conseguir.

En cada uno de los talleres que he realizado con vosotros, he intentado aportar las enseñanzas tan grandes y tan especiales que me ha dado la vida. No ha sido un camino de rosas, ni mucho menos, pero me siento afortunada porque:

¡He cumplido mi sueño!

He aprendido a ver el lado positivo de los retos, a veces duros, que me ha puesto el destino en mi camino.

Algunas veces tienes ganas de tirar la toalla, pero, pongo en práctica los talleres de mindfulness, talleres de autoestima y talleres de habilidades sociales, que os he ido enseñando en clase, (con el permiso de los profesores, por supuesto) y levanto el vuelo para salir a ganar, a conseguir mis objetivos.

 

RECUERDA: Aprende a pensar, aprende a preguntar los “por qués” de las cosas que pasan a tu alrededor, no te quedes solo con lo que te decimos los demás. Sé tú mismo. Y encontrarás tu camino. Si sabes que algo está mal hecho, te perjudica o perjudica a otros, no lo hagas; te traerá graves problemas.

Dentro de unos meses, os iréis al Instituto. Una etapa nueva en vuestras vidas. Un mundo nuevo por descubrir.

Os vuelvo a repetir, (como os digo en clase) tenéis que ser vosotros mismos. Puedes pasártelo bien sin necesidad de fumar, ni beber, ni hacer otras cosas que sabes que te perjudican, en el presente y en el futuro. Es una pena ir a los parques y ver a preadolescentes querer aparentar ser mayores.

No, chicos y chicas, una persona adulta, es aquella que hace las cosas porque quiere, no porque su grupo de iguales lo hace.

Esto lo hemos trabajado mucho en los talleres. Y me gustaría saber que, a pesar de los años, llegará el día que os acodéis de las enseñanzas que os quiero transmitir con cada uno de mis talleres. Que os acordéis de mí con dulzura como yo lo hago con las personas tan maravillosas que me han ayudado, y me siguen ayudando, a ser quién soy.

Quiero dar las gracias a aquellos profesores que me han abierto las puertas de su clase, para poder impartir, junto a ellos, estos talleres tan importantes para la vida.

No podemos despedirnos; ¡por algo será! Hasta pronto.

Un abrazo virtual.

LAURA IGUALADA-PTSC

Sin comentarios

Publicar un comentario