Laura Igualada - PTSC | Beneficios del caminar ante situaciones de estrés- confinamiento
684
post-template-default,single,single-post,postid-684,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-child-theme-ver-1.0.0,select-theme-ver-4.4,menu-animation-underline,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.4,vc_responsive

Beneficios del caminar ante situaciones de estrés- confinamiento

Beneficios del caminar ante situaciones de estrés- confinamiento

CAMINAR REGENERA EL CEREBRO, ALIVIA LA TRISTEZA Y EL ESTRÉS

En estos tiempos de confinamiento hemos desarrollado una serie de sentimientos de estrés y ansiedad, ante las situaciones que estamos viviendo.

Uno de los mejores remedios naturales para combatir la tristeza, preocupación o ansiedad es el caminar.

Aléjate de la fuente del problema y disfruta de la naturaleza. Te ayudará a aliviar el dolor, deshacerse del estrés acumulado y recargar energías.

 

Ahora que podemos salir a la calle, con precaución, disfrutemos de la naturaleza tan bonita y maravillosa que tenemos a nuestro alrededor.

Cuenca es preciosa. Es una ciudad pequeña, con mucho encanto, con unos parajes maravillosos que tanto a los adultos como a los niños nos enamora.

Practicar ejercicios, particularmente caminar, es una excelente terapia para el tratamiento de la depresión y la ansiedad. Se ha demostrado que caminar a un ritmo sostenido

favorece la liberación de endorfinas, hormonas que nos hacen sentir felices y relajados, al tiempo que reduce la producción de cortisol, la hormona del estrés.

Además, los neurocientíficos cree

n que caminar regularmente puede ayudar a regenerar el cerebro al ayudarnos a enfrentar mejor y con menos estrés los problemas cotidianos. Nos ayuda a relajarnos y olvidar las preocupaciones y los dolores.

Cuando caminamos, el cerebro activa las “neuronas calmantes” que inhiben el nivel de excitación de las neuronas que son la base de las preocupaciones, las elucubraciones y el estrés.

Esto indica que la actividad física ayuda a reorganizar el cerebro, por lo que es menos probable que las personas que caminan y realizan actividad física sufran regularmente de altos niveles de ansiedad y el estrés interfiera menos durante su vida diaria. Básicamente, caminar mejora el mecanismo de inhibición que evita que las células nerviosas más excitables se vuelvan hiperactivas.

Para obtener el máximo beneficio de la caminata, lo mejor es elegir un camino rodeado de naturaleza, permite desconcertar completamente y activa la atención involuntaria, que tiene la capacidad de moverse libremente en un estado bastante similar a la meditación de atención plena.

Por el contrario, en las calles y centros comerciales, tenemos que estar más atentos, por lo que no tenemos la oportunidad de desconectarnos por completo de nuestras preocupaciones y no permitir que nuestro cerebro descanse.

Sin comentarios

Publicar un comentario