Laura Igualada - PTSC | «El niño en casa»
394
post-template-default,single,single-post,postid-394,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-child-theme-ver-1.0.0,select-theme-ver-4.4,menu-animation-underline,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.4,vc_responsive

«El niño en casa»

«El niño en casa»

Existe una tragedia silenciosa en nuestros hogares que concierne a nuestros hijos:

  • ¡Nuestros hijos están en un estado emocional devastador!
  • Uno de cada 5 niños tiene problemas de salud mental.
  • Aumento de un 43% de casos de niños con TDAH.
  • Aumento de un 37% de casos de adolescentes con depresión.
  • Aumento de un 200% en la tasa de suicidio en niños de 10 a 14 años.

 

 

Los niños de hoy están siendo sobre-estimulados y sobre-regalados de objetivos materiales, pero están privados de los fundamentos de una infancia sana, tales como:

  • Padres emocionalmente disponibles.
  • Límites claramente definidos.
  • Responsabilidades.
  • Nutrición equilibrada y un sueño adecuado.
  • Movimiento, en general, pero especialmente al aire libre.
  • Juego creativo, interacción social, oportunidades de juego no estructurados y espacios para el aburrimiento.

Recomendaciones:

  • Establezca límites. Sus hijos se sentirán más seguros al saber que usted tiene el control del timón del barco.
  • Ofrezca a los niños un estilo de vida equilibrado lleno de lo que los niños NECESITAN, no sólo lo que QUIEREN. No tenga miedo a decir “no” a sus hijos si lo que quieren no es lo que necesitan.
  • Proporcione alimentos nutritivos y limite la comida basura.
  • Pase por lo menos una hora al día al aire libre haciendo actividades de ocio.
  • Disfrute de una cena familiar diaria sin teléfonos inteligentes o tecnología que los distraiga.
  • Jueguen juegos de mesa como familia o si los niños son muy chiquitos para juegos de mesa, déjese llevar por sus intereses.
  • Involucre a sus hijos en alguna tarea o quehacer del hogar de acuerdo a su edad.
  • Realice una rutina de sueño para asegurar que su hijo duerma lo suficiente. Los horarios serán aún más importantes para los niños de edad escolar.
  • Enseñar responsabilidades e independencia.

 

“Equivocarse les ayudará a afrontar situaciones negativas y aprenderán a superar los desafíos de la vida”

 

  • No cargue la mochila de sus hijos, no lleve sus mochilas, no les lleve la tarea que se olvidaron, no les pele los plátanos ni les pele las naranjas si lo pueden hacer por sí solos (4-5 años).

 

“En vez de darles el pez, enséñale a pescar”

 

  • Enséñales a esperar y a retrasar la gratificación.
  • Proporcione oportunidades para el “aburrimiento”, ya que el aburrimiento es el momento en que la creatividad despierta. No se sienta responsable de mantener siempre a los niños entretenidos.
  • No use la tecnología como una cura para el aburrimiento, ni lo ofrezca al primer segundo de inactividad.
  • Ayúdales a crear un “frasco del aburrimiento” con ideas de actividades para cuando estén aburridos.
  • Esté emocionalmente disponible para conectarse con los niños y enseñarles auto-regulación y habilidades sociales.
  • Apague los teléfonos por la noche cuando los niños tengan que ir a la cama para evitar distracciones digitales.
  • Conviértase en un regulador o entrenador emocional de sus hijos. Enséñeles a reconocer y a gestionar sus propias frustraciones e iras.
  • Enséñeles a saludar, a tomar turnos, a compartir si quedarse sin nada, a decir gracias y por favor, a reconocer el error y disculparse (no los obligue), sea modelo de todos esos valores que inculca.
  • Conéctese emocionalmente (sonría, abrace, bese, cosquillee, lea, baile, salte, juegue o gatee con ellos).

Consecuencias de una educación sin normas:

  • La ausencia de normas en la infancia da lugar a niños/as déspotas, que tratan de imponer sus deseos y no tolerar no hacer lo que quieren en cada momento.
  • La ausencia de normas genera intolerancia y frustración. Las cosas no siempre son como queremos y no siempre podemos hacer lo que queramos, sin normas no tolerarán estas situaciones y experimentarán niveles altos de frustración.
  • Mala convivencia en familia, en el centro escolar, con los iguales, etc.
  • La carencia de normas impide el desarrollo de la resiliencia (capacidad de adaptación a los cambios).
  • Crecer sin normas afecta al desarrollo de su autoestima.

Trucos para aplicar las normas en la educación:

  • Establecer normas lógicas y adecuadas a la edad y nivel de desarrollo del niño/a. Usar el sentido común y establecer criterios que guíen la conducta del menor.
  • Procura consensuar las normas con el niño/a. se trata de establecer normas entre todos y llegar a acuerdos en las mismas. Conseguiremos que el niño/a se comprometa con ellas y que las comprenda y acepte.
  • Procura que las normas sean conocidas, comprendidas y aceptadas por todos.
  • Ser coherente y consecuente  a la hora de aplicar las normas.
  • Establece una consecuencia cuando no se cumpla la norma. No es un castigo. Es una consecuencia preferiblemente acordada con anterioridad.
  • Refuerza el cumplimiento de la norma.

Consejos para pactar las normas en casa:

  1. Cuando se vayan a acordar y posteriormente a socializar las normas a cumplir en la casa, es importante que todas las personas que conforman la familia estén presentes. Para que así puedan dar su opinión y conozcan las razones de dichas normas.
  2. Las normas no se deben imponer de forma arbitraria, deben ser claras.
  3. Con respecto a las normas en casa, existen algunas que no son negociables, como es el respeto entre los miembros de la familia.
  4. Las tareas de la casa hacen parte fundamental de las normas, pero es importante que todos los miembros de la familia estén presentes al asignarlas por si quieren intercambiar. De esta forma los niños y demás personas de la familia van a saber que su opinión cuenta y que pueden escoger alguna actividad que les guste.
  5. Las normas en casa no se deben socializar por medio de gritos y regaños, es más se puede mostrar a los niños los beneficios de realizar dichas normas. Un ejemplo es que si los niños realizan las actividades asignadas a final de año van a ir a un lugar especial.
  6. Después de socializar las reglas de la casa es importante dar tiempo para que opinen, de esta forma se puede saber si una norma es exagerada o si se están haciendo lo correcto.
  7. Los padres deben ser una fuente de respeto, no de miedo, esto quiere decir que en caso de que los niños incumplan las normas no se les debe pegar, solo hacerles ver que hicieron algo incorrecto y requieren un castigo como no ver televisión por un tiempo.

Conductas disruptivas y castigos educativos:

¿Qué hacer ante las malas contestaciones en los niños/as?

    • Cuando los pequeños toman como hábito responder a lo que los adultos les dicen, entramos en una dinámica de conflicto.
    • Los adultos se desesperan, no comprenden por qué los pequeños responden y no saben cómo llevar esa situación.
    • En determinados momentos los niños/as se vuelven contestones. Cuando les reñimos responden. No aceptan lo que se les dice y quieren dar su opinión, eso es normal y no es malo, pero lo hacen de malos modos y aquí es donde está el problema.
    • Es bueno que el pequeño de su opinión y que evalúe críticamente lo que se le dice, pero debemos prestar atención al modo y la situación en la que lo hacen.
    • Ante una riña pueden explicar su punto de vista pero no deben contestar y entrar en una lucha con nosotros.

 

¿Por qué dan malas contestaciones los niños/as?

  • A lo largo de su crecimiento van desarrollando su propio criterio y que cuestionen lo que se  les dice es sano.
  • Pero deben saber hacerlo con educación y desde el respeto.
  • Debemos enseñarles que se puede dar la propia opinión, que de hecho es importante que lo hagan, pero con buenos modos.
  • En estos momentos de desarrollo de la personalidad y formación de la propia identidad, es normal que los niños/as respondan y quieran tener opinión.
  • A nivel emocional, los pequeños necesitan desvincularse afectivamente de la figura de los padres como camino necesario para reafirmar su propia personalidad.

Recomendaciones para evitar las malas contestaciones:

  • No lo tomes como un ataque personal
  • No respondas con malos modos, no entres en un conflicto con ellos.
  • Ante una mala contestación trata de averiguar lo que hay detrás de la misma.
  • No debes dar demasiada importancia a la mala contestación.
  • Explícale, sin alterarte y sin entrar en discusión.
  • Déjale claro que no vas a pasar las malas contestaciones.
  • Emplea algún tipo de castigo que le haga reflexionar.
  • Modelado. Haz de ejemplo.
  • No critiques nunca a la persona crítica la contestación.
  • Cuando el pequeño nos dé su opinión, pero lo haga de una manera adecuada, le atenderemos y le reforzaremos esa conducta.
Sin comentarios

Publicar un comentario